oración

si yo fuera peregrina de mi misma
si llegara a la dulce
posada esmeralda
del corazón

domingo, 20 de marzo de 2011

Miranda mirando hacia Hopper vía Milán



Tengo la maleta casi resuelta. Según las predicciones del señor del tiempo me saldrá nublado. Esta noche en la Scala se estrena La Flauta Mágica, pero las entradas están agotadas. De todas formas asomaré en hocico para ver lo que es una premiere en la bella y musical Milano, quizás hasta tenga suerte y pueda conseguir una entrada en lo alto de lo alto del paraíso, ahí donde puede mi bolsillo. Mi amigo Albert me ha dicho que además la Scala alberga una enooorme tienda maravillosa y un museo que casi es un santuario de fetiches de María Callas.

Tengo la maleta casi casi resuelta. He sumado faldas y jerseys y medias, pero claro, el neceser siempre es lo más complicado. Llevo apuntes para la conferencia y Las Tentaciones de San Antonio para el avión.

Tengo la maleta casi casi casi resuelta. Llevo los zapatos peregrinos de bruja, y las botas peregrinas de andar muchos caminos. El cuaderno insaciable, los ojos limpios y el paraguas liliputiense que me regala mi amor.

Tengo la maleta casi pero no del todo. Así que me despido, y envío este pájaro con una última sonrisa.

Peregrina a la milanesa

4 comentarios:

  1. Evaaaaaaaaaaaaaa, buen viaje y molta merda para ti y para Miranda!!!!! Enorme abrazo!

    ResponderEliminar
  2. el neceser se llena luego ,con todo lo recaudado de los hoteles .tal vez el jaboncito de María callas....
    me encanta el paragüas liliputiense para protegerte de miradas fogosas de algún italiano lividinoso.
    Qué estos días sean bien viajados.besotes
    chiveddiamo doppo

    ResponderEliminar